Crisálida

Hoy 21 de enero, cubierta con el manto de la Más Alta Gracia, asistida y contenida, empiezo a salir de mi guarida. Me tomé un descanso al inicio de año, me desconecté de redes sociales, medios y mantuve el mínimo de comunicación. Recibí una invitación de mi cuerpo, le di atención, cuidados, mimos y mucho silencio.  Me tocó un tiempo de gusano, de volver al capullo y recuperar mi propio amor. 

El puente dorado de mi corazón a mi cabeza sigue en construcción. Cada día  me entrego a lo que Es, digo Sí, sin preguntas y el puente se fortalece, irradia más luz….sigo sanando.  

Ha sido y sigue siendo un espacio muy enriquecedor y luminoso. Detenerme y respirar, detenerme y contemplar, detenerme y sentir… me ha permitido rescatarme, retomarme, abrir viejos baúles llenos de instrumentos sagrados guardados en lo profundo de mi corazón.  Qué rica me siento, cuanto hay dentro de mi y cuanto hay afuera para recordarme, si acaso se me olvida.  Cuanta gratitud a la vida que me muestra una vez más su abundancia suprema. 

Salgo pidiendo a la Gran Madre la bendición para cada uno de mis pasos y que el Amor sea el ingrediente principal y el mejor de los guías.  

Gracias por seguir mis publicaciones,  por leerme y compartir.  Le das sentido a mis escritos y abonas mis impulsos de seguir generando. Cuando yo sano, también sanas, juntos/as generamos un espacio sagrado en el que siempre hay lugar para más.  Preparando el vuelo…

 

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe información relevante sobre nuestros talleres e itinerario


Dra. Raquelina Luna © 2016
http://www.raquelinaluna.com|Email: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

BananaLink.Net