Mi primer tramo del 2017, Tiempo de capullo.

Inicia el viaje del 2017 …todo viaje inicia con una intención y a veces con un plan, una ruta…

La intención es la de entregarme al amor que sana y desde mi corazón encontrar la ruta que me retorne a mi misma… la ruta de la seda.  ¿Plan?  El de Dios,  el de el que reside en mi y me otorga lo  verdadero, lo real.  Iniciarlo y poner toda mi energía y fuerza a mi servicio en este momento… es la única meta ahora.  

Recibí la invitación de volver  al capullo, darle vida al  gusano en mi,  a ese que entra en silencio y que mantiene la esperanza de llegar a crisálida y algún día poder volar…. Por eso me detengo, tomo la invitación….

En mi capullo no caben las resoluciones de año ni muchos más planes que reconocerme, reencontrarme,  perdonarme, amarme como soy y sentir el amor inmenso del Universo para mi desde la oscuridad de mi diminuta guarida redondeada y privada.  

Y en ese silencio reconstruir el puente  dorado luminoso entre mi corazón y mi cabeza   haciendo  del amor mi casa, mi hogar.  La invitación que tomo es la de permitirme experimentar esa energía a través del cuerpo, volviendo a la memoria del útero en el que fui concebida perfecta, cuidada en el mayor amor y salir naturalmente completa en el momento perfecto… sentirme contenida en por la Gran Madre.    Conectar con el recuerdo de quien en realidad soy y poder recibir toda la fuerza del universo y dejarme abrazar por el  amor de Dios, de mis ancestros, de mis padres, de mi entorno, de mis seres amados, de mi misma,   integrando ese amor sin bloqueos, sin expectativas, guardándolo y cuidándolo, protegiéndome en la oscuridad para poder darlo a luz, llenarlo de vida y disfrutarlo en la plenitud con todo. Mi cuerpo, mis emociones, mi alma, necesitan recibir el amor incondicional disponible para mi  y entrar en contacto con el poder de creación que tengo. Dejarme sostener diciendo un gran Sí y Gracias.    El anuncio de la crisálida es la esperanza…es la fe…es la confianza…es la paz…

Ahora solo puedo estar conmigo y a mi servicio, nadie puede entrar al capullo, la invitación es en la soledad de lo externo y en la compañía exclusiva del Eterno, del Todo, del Divino Creador.  Aunque reconozco a muchos otros a mi alrededor animándome a entrar, a confiar y acompañándome desde donde les es permitido.  Agradezco el respeto, la ánimo, la compasión  y el amor. 

Es momento de quietud, de silenciarme, relajarme, descansar,  entrar en un espacio de no tiempo, sin horarios, sin más oficio que el dejarme abrazar y sostener por la madre universal y llenarme de su calor. Aprender a mirar hacia adentro, entrando en la dimensión circular de reconocimiento que todo es perfecto como es y que solo dispongo del ahora.

Entender que llevo una impronta en mi cuerpo que me recuerda la promesa de una mariposa de luz que transmuta, comunica, entrega, mueve….y si la entrego desde la gratitud, su energía permanecerá conmigo y me guiará en el vuelo que la vida me muestra ahora.   

En el silencio no hay voluntad propia, estoy a merced de la Voluntad Grande….no hay decisiones propias, sigo la de El  y me rindo a descubrir mis verdaderas necesidades para honrar quien soy. Así termino un ciclo y abro otro de inmediato. Cierro mis ojos confiada en lo que dejo ir, en lo que entrego para ser transformado, respiro con tranquilidad, en profunda oración, me observo, me quiero, me permito recibir y dejo que entre en mi el verdadero Amor, aprendiendo que el tiempo de Dios es el perfecto, nada que controlar, nada que hacer más que asumir el ritmo que me marca el Universo. Sabiendo que una semilla se convierte en un brote y sale de la tierra, de la misma manera que un bebé sale de la panza cuando está listo y que la mariposa sale del capullo cuando la naturaleza ha hecho su trabajo y es hora de entrar en el flujo y sintonía con la verdadera armonía de la vida y la abundancia en todos los niveles. 

Ahora no hay nada más urgente que yo; mi alma necesita crecer y acceder a otro nivel, recuperando el ritmo que me permite desarrollar lo que vine a hacer a esta tierra.  Desde ahí surgirán nuevos planes que tampoco serán míos….

Agradezco este momento de oscuridad y de luz, de miedo y valor, de muerte y vida y sobretodo de amor y reconciliación. Así podré ejercer mi propia voluntad co-creadora,  expresar mi verdad libremente con plena consciencia de mi poder…porque ahora me escucho y veo la vida con una nueva mirada. 

Me amo, amo mi camino, amo mi cuerpo, amo mi familia, amo mis aliados,  amo mi vida, amo mi misión, me amo completa. Gracias Mariposa de Luz, puente dorado de Amor. 

 

Raquelina Luna

www.raquelinaluna.com

NY, 3 de enero 2017

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe información relevante sobre nuestros talleres e itinerario


Dra. Raquelina Luna © 2016
http://www.raquelinaluna.com|Email: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

BananaLink.Net